Antonio, asesinado por un partido de fútbol

“Aquí murió Antonio, aquí murió Antonio, pero a esta barra no la para ni el demonio… la barra es la que persigue al FAS cuando va jugar pero a los estadios güillos lo que hace falta es seguridad, nosotros lo que pedimos que se les castigue ya, pero lo que dijo CLIMA que ya está muerto olvídenlo ya… Aquí murió Antonio, aquí murió Antonio, pero a esta barra no la para ni el demonio, los señores policías se prestan a proceder pero el día del relajo todos se fueron a esconder”… es parte de la canción que inmortalizó al aficionado santaneco, Pedro Antonio Rivera asesinado en Sonsonate el domingo 2 de abril de 1995.

Continuar leyendo...