BP sigue intentando entubar fuga de crudo en el Golfo de México

HAMMOND, Louisiana, EE.UU. (AP) – En principio, BP intentó detener el escape de petróleo hacia el Golfo de México al activar un interruptor preventivo de explosiones. Hace una semana, intentaron capturar el derrame con un domo de 100 toneladas. Su último experimento es insertar un tubo delgado de una milla de largo en el pozo que despide petróleo a alta presión

Técnicos de BP movían palancas con cuidado el sábado para guiar a sus robots en lo profundo del mar e insertar el tubo de seis pulgadas rodeado con un aro de goma en la tubería de 21 pulgadas que despide petróleo en el fondo del mar, dijo la empresa. La tarea iba por su segundo día.

La petrolífera también fue informada de que los reguladores federales habían aprobado regar solventes químicos en el mar, una medida polémica porque nunca se ha realizado bajo el agua.

Tradicionalmente utilizados en la superficie, los solventes actúan como un detergente para compactar el petróleo en pequeños glóbulos, lo cual permite que se disperse más rápido en el agua o en el aire antes de que las corrientes pueda llevarlo a la costa.

A más de tres semanas de la explosión de la plataforma petrolera que mató a once trabajadores y dejó un derrame desastroso, el presidente estadounidense Barack Obama atacó a los perforadores de petróleo y a su propia administración mientras ordenaba una revisión especial de los permisos de perforación.

Obama condenó el «espectáculo ridículo» de los ejecutivos de petróleo que se echaron la culpa unos a otros en audiencias del Congreso y criticó la «relación acogedora» entre las compañías y el gobierno federal.

«No toleraré más la transferencia de culpas ni la irresponsabilidad», dijo Obama en la Casa Blanca, acompañado por miembros de su gabinete.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.