EEUU aumenta respuesta a derrame petróleo en Golfo

INTERNACIONAL-PETROLEO-EEUU-DERRAMEHOUSTON (Reuters) – El Gobierno de Estados Unidos redoblaba sus esfuerzos por evitar un desastre ambiental mientras una enorme mancha de crudo que se filtraba desde un pozo roto se acercaba el jueves a la desembocadura del río Mississippi, amenazando la costa de Luisiana y otros tres estados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió «usar todo recurso disponible» y el Ejército se movilizaba para ayudar a contener la expansión del derrame proveniente desde una filtración en un pozo submarino en el Golfo de México.

La fuga diaria de crudo desde el pozo está estimada ahora en 5.000 barriles por día, o cerca de 795.000 litros, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Cinco veces más crudo del que se pensaba inicialmente.

La creciente amenaza ha profundizado los temores de que la industria pesquera, las reservas de vida salvaje y el turismo de Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida sufran graves daños.

El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, cuyo estado aún está recuperándose de la destrucción provocada por el Huracán Katrina en el 2005, advirtió que la mancha «amenaza a los recursos naturales del estado».

Jindal declaró estado de emergencia y pidió fondos al Departamento de Defensa para desplegar a 6.000 agentes de la Guardia Nacional para ayudar en la limpieza.

La creciente mancha de crudo estaba a 5 kilómetros de la delicada reserva de vida salvaje de los pantanos del borde del delta del río Mississippi, que según expertos podría dañar gravemente a la ecología del área y sería muy difícil de limpiar.

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, declaró que éste «es un derrame de importancia nacional», lo que significa que se podrían utilizar recursos federales de otras regiones para controlarlo.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.