El deporte salvadoreño esta de luto, falleció “la Meche” Campos

“Ese recuerdo del primer lugar de Jabalina, cómo lloré, fíjese que no lo creía, porque tuve contrincantes que eran cosa seria. La Judit Caballero no tenía nada de femenina, era bien gatuda…”

 Revive la historia de Ana Mercedes Campos Trigueros, a través de su propia voz:

Parte 1
Entrevista Parte 1
Parte 2
Entrevista Parte 2
Parte 3
Entrevista Parte 3

anamercedesAna Mercedes “La Morocha” Campos Trigueros.

Nació en el Barrio El Ángel en Sonsonate, el 27 de julio de 1930

y falleció el miercoles 31 de julio de 2013.

Conocida tambien como, “la Zurda de oro, la Mujer equipo, la Atleta de Cuscatlán”

El miércoles 10 de marzo de 1954, se enmarcó en la trayectoria deportiva de la “Morocha” Campos, exprofesora de educación física, al obtener medalla de oro en lanzamiento de Jabalina en los VII Juegos Deportivos Centroamericanos y Del Caribe, México 1954. En ese entonces la marca centroamericana estaba en manos de la panameña Judith Caballero con 36. 20 metros, impuesta en los VI Juegos Centroamericanos y Del Caribe, celebrados en Guatemala 1950.

mercedescamposVolviendo a los VII Juegos en México, la medalla de plata quedó en manos de la mexicana Bertha Chiú Núñez (Q. D. D. G) quién desde 1950 hasta 1975 mantuvo el récord de lanzamiento de Jabalina en el país Azteca. Sin embargo “La Atleta de Cuscatlán” realizó el mejor lanzamiento de su vida que le significó la expléndida marca de 38.82 metros ante 38.36 metros de la competidora mexicana fallecida el 16 de septiembre de 2009, en ciudad Juárez, México. Sin duda que el clamoroso triunfo de la “Meche Campos  enalteció el corazón de cada salvadoreño y salvadoreña.

La sonsonateca en lanzamiento de Jabalina, también participó en los Juegos Deportivos Centroamericanos y Del Caribe celebrados en Colombia en 1946, Guatemala 1950, México 1954, Maracaibo 1959 y Jamaica 1962.

Con la selección de básquetbol tuvo innumerables participaciones internacionales; así mismo en múltiples ocasiones compitió en lanzamiento de disco.

Afortundamente el mejor premio que le dieron a la “Meche”, fue nombrar por decreto municipal de la Alcaldía de Sonsonate el estadio de la ciudad que por siempre llevará su nombre, para ello se consultó en su momento al pueblo “Cocotero” y su amado pueblo estuvo totalmente de acuerdo.

Parte de su vida transcurrió en suelo estadounidense, pero desde hace unos años decidió regresar a su tierra natal, Sonsonate. Fué huésped de honor por unos años en el Asilo Agape de Sonsonate por decisión propia.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.