El Perú no los olvida, Alianza Lima a 26 años de la “Victoria a la Gloria”

0
1699
Alianza Lima. Este es el equipo que enfrentó y derrotó al club Pucallpa 1-0, resultado que dejó a los “Blanquiazules” en primer lugar, fue un paso de la victoria a la gloria.

Cantos y llantos fueron el entorno del triste adiós de un grupo de honestos y grandes futbolistas, personas de bien que serán por siempre recordadas en la mente y corazón de quienes les vieron jugar, de quienes fueron sus rivales. La noche que los negritos iluminaron como, los más grandes luceros jamás existidos, alcanzaron al mundo que les plasmó una plegaria.

De la Victoria a la Gloria

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

El 7 de diciembre de 1987, Alianza Lima de Perú viajó a la ciudad de Pucallpa para jugar un partido correspondiente al Campeonato Nacional contra el Deportivo Pucallpa. Ese partido se jugó en la selva peruana el 8 de diciembre y lo ganó Alianza por 1 a 0 con anotación de Carlos Bustamante. Los jugadores de inmediato se trasladaron al hotel, se ducharon, tomaron sus pertenencias y se movilizaron al aeropuerto para su pronto regreso a Lima, para ello el equipo blanco fletó un vuelo charter para hacer tanto el viaje de ida como de vuelta.

El viaje de vuelta se realizó el martes 8 de diciembre en un avión Fokker F-27 (matrícula A-560) propiedad de la Marina de Guerra del Perú. Dicho avión salió de Pucallpa a las 6:30 de la tarde y tuvo su último contacto con la torre de  control de Lima a las 8:05 de la noche, diez minutos después fue declarado en emergencias y no se supo más… la aeronave se precipitó al Océano Pacífico, justo a cinco minutos del aterrizaje en el Aeropuerto Internacional, Jorge Chávez a la altura de la localidad chalaca de Ventanilla, Lima.

El único superviviente de ese avión fue el piloto, el teniente de la Marina Edilberto Villar Molina, falleciendo todos los jugadores del club, así como el cuerpo técnico encabezado por el entrenador, Marcos Calderón.

Alianza Lima terminó el campeonato de 1987 jugando con juveniles y algunos jugadores prestados por el club chileno Colo Colo, que debido a la afinidad entre la hinchada de ambos clubes, concurrió rápidamente en auxilio del club peruano.

La opinión pública chilena estaba sensibilizada al respecto, debido al accidente aéreo en que perdió la vida gran parte del elenco de Green Cross en 1961 y al accidente de los rugbistas uruguayos en 1972. La hermandad entre ambos clubes se hizo fuerte desde ese momento.

Ese año 1987 Alianza no pudo mantener el paso, el accidente que acabó con los “Potrillos”, en su mayoría jóvenes valores que venían de las inferiores del club y que en ese momento a falta de tres fechas marchaban en primer lugar, sin embargo al final de la competencia el campeón fue Universitario de Deportes. Esos últimos juegos marcaron el regresó al club blanquiazul de la figura mundialista peruana ya retirada, Teofilio Cubías.

Solidaridad mundial

La noticia del accidente dio la vuelta al mundo. El inglés Bobby Charlton, desde Londres, manifestó su tristeza de manera pública al enterarse de lo sucedido. Personalmente vivió algo similar con la tragedia de Múnich el 6 de febrero de 1958, donde murió parte del plantel del Manchester United. Asimismo, el club uruguayo, Peñarol jugó la Copa Intercontinental en Tokio con crespones negros en la camiseta, en un gesto de solidaridad con el equipo peruano. El entonces presidente del Perú, Alan García Pérez, como también el cardenal Juan Landázuri Ricketts y diversos ministros de Estado fueron a los eventos públicos y la mayoría de ellos se declararon aliancistas desde niños.

El último balón

El último balón con el que los “Potrillos” habían jugado en Pucallpa fue rescatado del mar y expuesto a los ojos de todos los hinchas aliancistas como el último recuerdo de los finados que perecieron en Ventanilla.

El jugador estrella del club

Era Luis Escobar que había debutado en el equipo mayor a los 14 años y en el momento de la tragedia tenía 18 años, era la sensación del torneo.

Jóvenes seleccionados peruanos

Francisco Bustamente de 21 años y José Cazanova de 24 años eran jugadores que ya habían alcanzado mucho renombre e integraban la Selección Nacional peruana.

Más figuras blanquiazules

A su vez, destacaban el goleador Alfredo Tomasini (22 años), y los defensas Daniel Reyes (21 años) y Tomas Farfán (21 años). Marcos Calderón, el mejor entrenador peruano de todos los tiempos, murió en dicho accidente lo mismo que José González Ganoza (33 años), “Caico”, arquero mítico que llevaba 14 años como titular defendiendo la valla aliancista.

Sobre el accidente

En el año 2006 una investigación periodística sacó a la luz el informe oficial preparado por la Marina de Guerra del Perú en el que se señalaba que la aeronave presentaba fallas técnicas y que el piloto carecía de experiencia para realizar vuelos nocturnos. Este informe fue mantenido oculto hasta esa fecha.

Los rumores

Si bien el informe del año 2006 dejó en claro lo sucedido en aquella noche del martes 8 de diciembre de 1987, muchas historias surgieron a raíz del accidente. En diversas entrevistas al respecto, las narraciones coinciden en que la tragedia se construyó sospechosamente en medio de un clima de políticos corruptos, narcotraficantes y la Armada del Perú. También, el ambiente que se vivía en el país suramericano en los últimos años de la década del 80 se caracterizaba por la debacle económica, así como la corrupción, violencia política y una fuerte depresión.

Todo ello trajo consigo muchas especulaciones y rumores en la población peruana. Una de las versiones más divulgadas fue que la aeronave de la Marina de Guerra del Perú traía grandes cantidades de cocaína escondida en los compartimientos del avión, y que los jugadores al percatarse del hecho, amenazaron a los oficiales con denunciarlos ante la justicia peruana. Se especuló que los militares ante tal situación, ejecutaron a los jugadores disparándoles, ocasionando el accidente antes de que el avión aterrizara.

El rescate

Las condiciones del rescate fueron extremadamente sospechosas a los ojos de miles de  peruanos. En primer lugar el accidente ocurrió a las 8:05 de la noche, sin embargo el equipo de búsqueda y rescate no salió hasta la mañana siguiente. Se especula que esto se debió a que algunos oficiales corruptos vendieron el petróleo de los equipos. Apenas se encontró al piloto del avión, Edilberto Villar Molina, las búsquedas redujeron su intensidad.

¿Qué fue de Alfredo Tomasini, Luis Escobar, Francisco Bustamante, Gino Peña y William León? Los cadáveres jamás aparecieron. Una especulación muy fuerte fue que Tomasini había sobrevivido junto con el piloto de la nave, e incluso, habían sostenido una conversación sujetados a un resto del avión. Se afirma que Tomasini luchó con mucho coraje por mantenerse a flote mientras mantenía un diálogo con el piloto. El marino habría alentado esta conversación para que el jugador no desfalleciera por el agotamiento, sin embargo, no pudo resistir más y se perdió para siempre en el mar de Ventanilla (La Crónica, 10.12.87). Tomasini era el único jugador de color blanco en Alianza Lima, además de ser de una clase alta, sus padres tenían dinero, sin embargo eso no lo hizo diferente con el resto de sus compañeros que eran de cunas humildes.

Desacuerdos familiares de las víctimas

“Yo lo tengo claro: el avión traía droga y los marinos se bajaron el avión. Tengo indicios. La libreta electoral de mi esposo estaba casi intacta, solo con un poco de agua. ¿Tú crees que con el agua salada del mar, esa libreta se va a quedar así ? No, con tantos días en el mar, esa libreta tendría que estar destruida. Seguro los marinos le pusieron un poco de agua para pasar desapercibidos. Estoy segura que a los muchachos los secuestraron con la intención de desaparecerlos, y así lo hicieron. Hubo otro hecho: el calzoncillo de Marcos Calderón tenía una mancha de sangre que según su esposa, estaba ahí desde antes del accidente. ¿Cómo es posible que después de tantos días en el mar esa mancha de sangre siga ahí?  Por otro lado, los maletines y los chimpunes estaban reventados ¿qué raro no? Yo creo que los jugadores que no aparecieron son porque estaban  baleados. Seguro ellos se opusieron a los militares. Mi  esposo apareció 8 días después, pero no sé cómo lo han matado”, (Viuda de un jugador fallecido en el accidente).

La voz del barrista fundador

“El avión había venido cargado de cocaína y los marinos lo derribaron. Fue parte de una guerra del narcotráfico. El que no se hayan encontrado algunos cadáveres fue porque le cayeron balas, y tenían que desaparecerlos para que no se vean las evidencias. Incluso las partes laterales del avión no fueron encontradas; un vecino marino me dijo que fueron cortadas con soplete. Esto es verosímil por la relación del gobierno, especialmente del Ministro del Interior de ese entonces Mantilla con el narcotráfico . Al piloto le dieron de baja y se fue a Estados Unidos, nunca dio declaraciones o se confrontó con los familiares, esta es otra evidencia de que estaban coludidos con el narcotráfico”. (Barrista, fundador de los “Cabezas Azules”).

La versión del periodista deportivo

“Unas personas de la Marina nos contaron que era la tercera vez que ese avión venía de Pucallpa y que en las dos anteriores vino con coca. Cuando los periodistas fuimos a averiguar al día siguiente nos metieron bala. ¿Dónde está el piloto? ¿Por qué no declaró? En ese entonces no se podía decir nada, todo el mundo tenía miedo de hablar. Se dijo que el Dr. Orestes Rodríguez tenía un orificio de bala en la nuca; que “Caico” había sido baleado y que algunas prendas de Marcos Calderón ni siquiera estaban mojadas. Seguro el avión traía coca y lo estaban esperando, por eso cuando quiso dar la vuelta lo derribaron; eso fue lo que sucedió”. (Periodista deportivo).

Algunas victimas

En el accidente perdieron la vida un total de 43 personas, 16 integrantes del equipo, 6 miembros del cuerpo técnico, 4 auxiliares, 8 miembros de la barra, 3 árbitros y 6 tripulantes. Algunas de las víctimas fueron:

  • José González Ganoza
  • César Sussoni
  • Tomás Lorenzo Farfán
  • Daniel Reyes
  • Johnny Watson
  • Braulio Tejada
  • José Mendoza
  • Gino Peña
  • César Chamochumbi
  • Carlos Bustamante
  • Milton Cavero
  • Luis Antonio Escobar
  • Ignacio Garretón
  • José Casanova
  • Alfredo Tomassini
  • William León
  • Aldo Sussoni
  • Marcos Calderón (Director Técnico)
  • Andrés Eche Chunga (Utilero)
  • Washington Gómez (Dirigente)
  • Rolando Gálvez (Preparador Físico)
  • Orestes Suárez (Médico Traumatólogo)

Juan Reynoso lo salvó una lesión

El gran jugador Juan Reynoso Guzmán, quién se había lesionado un partido antes de enfrentar al Deportivo Pucallpa y por lo cuál no pudo viajar con el resto del equipo fue el único jugador del plantel que se salvó. Después de eso, Reynoso continúo con su brillante carrera como futbolista.

Salió del Alianza Lima en 1990, jugó en España con el Sabadell, volvió a su país en 1991 donde volvería a jugar con el Alianza y luego con el Universitario de Deportes con el que consiguió 1 título y en 1994 llegaría al Cruz Azul de México con el que ganaría 4 títulos (1 título de liga, 1 de copa y 2 Copa de Campeones de la CONCACAF). Finalmente iría al Necaxa para retirarse en 2004.

Lo cierto es que el mundo popular necesita de la producción de héroes y los jugadores aliancistas tenían todas las características para convertirse en ellos: venían de hogares pobres, eran jóvenes, tenían un futuro brillante y, según los anteriores testimonios, estaban comprometidos con la “verdad”. Sin duda, la necesidad de construir héroes corresponde con un interés político y simbólico que los grupos subalternos necesitan en su afán de legitimarse socialmente. En el medio de una cultura como la peruana donde el racismo es estructural y donde la cultura del “ninguneo” es una práctica cotidiana, en aquél año -y en el medio de la violencia política- los potrillos aliancistas representaron una imagen distinta del mundo popular: aquélla virtuosa que se luce como honesta, elegante y triunfadora.

Homenaje Musical

El corazón da un vuelco al escuchar un tema que representa el sentimiento de una tragedia.

La canción “De La Victoria a la gloria” fue compuesta en tiempo récord por el popular compositor, Augusto Polo Campos, fue una canción que caló en el corazón de todo hincha blanquiazul.

Desde Tumbes hasta Tacna,

desde Pucallpa a la gloria,

los negros de la Victoria se van porque Dios los llama

La gente de Alianza Lima

se va, se va,

para jugar en la gloria por navidad,

salieron de la Victoria para triunfar,

…y sobre el cielo de Lima llegaron hasta la cima,

…y sobre el cielo de Lima se quedarán.

no volverán, no volverán, no volverán, no volverán

ya se van con su alegría, se van , se van

en el día de María, se van, se van

el cielo que los recibe es blanquiazul…

Jugando están en el cielo con los angelitos negros,

San Martín grita con ellos viva el PERÚ

no volverán, no volverán, no volverán, no volverán

Alianza y su gente nueva, se van, se van

a jugar con Villanueva, se van , se van

se van junto con Gaiquio y Calderón

…y al vernos llorar por ellos

pidieron permiso al cielo

…y con los negritos nuevos regresarán

Y volverán, y volverán, y volverán, y volverán

Alianza Lima tu gente morena te da su pena el último adiós

Alianza Lima tu gente morena te da su pena el último adiós

el último adiós…

Frente al mar de ventanilla se derrumbo una esperanza

En el mar de grau descansan los hijos de la Victoria, pero ellos desde la gloria gritarán

¡¡¡ARRIBA ALIANZA!!!

Compartir