“Fue una estupidez sacar el arma”, Edwin Abarca, gerente de Alianza

“Fue una estupidez sacar el arma”, Edwin Abarca, gerente de Alianza

Abarca, agregó “Si ayer no saco el arma nadie se hubiera dado cuenta que siempre la cargo. Estoy consciente que debemos dar el ejemplo y me hago responsable de las fotos que salen (donde esta con el arma) y me queda como ejemplo para nunca volver hacerlo”.

El gerente paquidermo finalizó diciendo, “Pedirle disculpas a la afición de Alianza , a la afición en general, a ustedes como medios de comunicación, a mi familia, soy hombre y acepto el error, prometo no volverá a pasar”.

Según el artículo 62.de la Ley de Control y Regulación de Armas, Municiones, Explosivos

y Artículos Similares.

– Se prohíbe la portación de armas de fuego en Instituciones Públicas, en centros sociales y culturales, restaurantes, hoteles, pensiones, expendios de bebidas alcohólicas, cervecerías, billares, parques ecológicos o áreas naturales protegidas; así como cuando participare durante la realización de espectáculos públicos, desfiles, manifestaciones o protestas públicas, reuniones cívicas, religiosas y deportivas.

Los dueños del espectáculo en los estadios son los directivos, recordemos que es un espectáculo privado, es decir que los dirigentes se reservan el derecho de admisión, por lo tanto los únicos responsables directamente de la seguridad de cada uno de los asistentes son los directivos, así como ellos son los únicos y exclusivamente dueños de los ingresos.

La PNC o la UMO no tienen obligación de brindar seguridad en los estadios donde los eventos son privados, acá el directivo está obligado a contratar seguridad, obviamente todos sabemos que siempre solicitan la colaboración de la Policía Nacional Civil que a pesar que asisten a los estadios realmente la seguridad pública no está obligada a brindar ese tipo de seguridad que es tan necesaria en cientos de puntos de país donde miles de salvadoreños sufrimos otro tipo de violencia.

Finalmente la Dirección General de Protección Civil debería portarse a la altura y tomar cartas en el asunto, sus empleados que en los municipios son llamados Delegados Municipales deberían cerciorarse que los asistentes a un juego tengan la seguridad necesaria. Caso contrario no permitir la realización del evento futbolero.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.