Masacre en Tamaulipas: Hallan cadáveres investigadores

MEXICO.- Los cadáveres que al parecer corresponden a dos investigadores de la reciente masacre de inmigrantes en México fueron encontrados en el estado donde fue cometida la matanza, informaron el martes autoridades judiciales.

Las víctimas, supuestamente un detective estatal y un jefe policial, desaparecieron desde que comenzaron las investigaciones de la muerte de 72 migrantes centro y suramericanos hace dos semanas en una finca de la población de San Fernando en el estado nororiental de Tamaulipas.

De confirmarse, los dos homicidios serían una de las señales más desafiantes que hayan hecho las bandas del crimen organizado en México: No sólo organizaciones dispuestas a perpetrar una matanza, sino que no temerían matar a funcionarios que investigan ese tipo de delitos.

La procuraduría de justicia de Tamaulipas dijo que los documentos encontrados en los cuerpos coinciden con la identidad de los policías desaparecidos -el detective estatal Roberto Suárez Vázquez y Juan Carlos Suárez Sánchez, quien era el jefe de la policía en San Fernando.

Pero, en un comunicado escueto, la procuraduría también aclaró que los cuerpos son sometidos a pruebas genéticas para confirmar las identidades, lo cual sugería que los cadáveres podrían estar en tan malas condiciones que complicaban la identificación visual.

Los cadáveres fueron encontrados en un lugar ubicado 50 kilómetros (30 millas) al noreste de San Fernando. Los policías estaban desaparecidos desde el 24 de agosto cuando participaban en las primeras investigaciones de la masacre que fue al parecer cometida un día antes.

Suárez Vázquez presentó el primer informe judicial sobre los cuerpos de las víctimas de la matanza, y Suárez Sánchez lo acompañó en esa acción.

Según las autoridades, la masacre fue cometida por la banda narcotraficante de los Zetas.

Los posibles homicidios de los dos policías parecería demostrar que los Zetas no han salida de la zona, incluso después de que los marinos de la Armada de México peinaron el área, encontraron los cuerpos y se enfrentaron a tiros con sospechosos, de los cuales mataron a tres y detuvieron a otro.

El lunes, las autoridades federales informaron que un soplón anónimo llamó a los marinos la semana pasada y le dijo dónde encontrar los cadáveres de tres hombre que según el interlocutor participaron en la matanza.

Un hondureño, que sobrevivió y está bajo resguardo de la policía en México, identificó luego a los tres hombres como parte de los asesinos.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.