Obama visita a Chile, su «socio ideal» en América Latina

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, usará a Santiago de Chile como plataforma para enviar un mensaje al resto de la región.

Para Washington, Chile parece ser el «socio ideal», todo un ejemplo de éxito económico, de avance social y de seriedad política.

Las relaciones entre ambas naciones son tan plácidas que muchos consideran a Chile como la etapa más simbólica de la gira de cinco días que Obama empezó el sábado en Brasil y que terminará el miércoles en El Salvador.

Desde Santiago, el mandatario estadounidense dará un discurso en el que «le hablará a toda la región», como dijo la semana pasada a la prensa el asesor de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.

Se espera que Obama presente a Chile y otros países sudamericanos que superaron dictaduras militares como modelo para Medio Oriente y el norte de África, donde se han producido rebeliones populares que han acabado con décadas de gobiernos autocráticos.

Fuentes de la Casa Blanca han dicho que el mensaje retomará la promesa de relanzamiento de las relaciones hemisféricas que ofreció el mandatario en su bautismo diplomático continental en la Cumbre de las Américas realizada en Trinidad y Tobago en 2009.

Mensaje continental

El mensaje que enviará Obama tendría varias aristas, según le dijo a BBC Mundo Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis de políticas hemisféricas con sede en Washington.

«Chile es un país que sirve como ejemplo en su gestión económica, en su progreso social y creo que también en los avances políticos en los últimos años. Y se presenta como el tipo de socio que Estados Unidos está buscando en América Latina», afirmó Shifter.

Desde tiempos de los gobiernos de la Concertación que sustituyeron al régimen militar de Augusto Pinochet y ahora con el centro-derechista Sebastian Piñera, Santiago ha sido una voz moderada en el manejo de crisis hemisféricas, como el golpe de Estado en Honduras de 2009 o diferentes episodios con Venezuela o Bolivia.

La relación comercial también marcha bien. Según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, desde que en enero de 2004 entró en vigencia un Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones las exportaciones estadounidenses a Chile crecieron en un 300%, con una balanza comercial favorable a los estadounidenses por US$3.900 millones.

Por eso, algunos se han preguntado la lógica de la escala chilena del presidente Obama en un viaje que la Casa Blanca ha definido como de promoción económica, para aprovechar la buena salud de las economías regionales en la recuperación estadounidense.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.