Salvadoreño detenido en Venezuela llega a Cuba

Venezuela SalvadorLA HABANA (AP) – El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, acusado de cometer atentados en Cuba, llegó a la isla el miércoles tras ser deportado de Venezuela.

La televisión cubana mostró imágenes del hombre tras su arribo al aeropuerto internacional José Martí de esta capital, bajando por las escalerillas de un avión y escoltado por oficiales cubanos.

«El mercenario se encuentra reclamado por la justicia cubana por ser uno de los autores de la cadena de atentados ocurridos en hoteles de la capital y (el balneario) Varadero en el año 1997, cumpliendo órdenes del connotado terrorista Luis Posada Carriles», explicó un locutor mientras leía una nota oficial del Ministerio del Interior.

Los ataques con bombas estremecieron a varios centros turísticos y costaron la vida de un visitante italiano en La Habana. Dos de las personas de origen salvadoreño contratadas para colocar los artefactos y luego arrestadas en la isla confesaron su participación y denunciaron a quienes los contrataron.

«El detenido será sometido a proceso investigativo y de instrucción de acuerdo con los delitos cometidos», explicó el comunicado.

Chávez Abarca fue detenido el pasado 1 de julio en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía y embarcado hacia Cuba, había anunciado previamente a la prensa el ministro de Relaciones Interiores venezolano, Tareck El Aissami.

La televisora estatal de Venezuela mostró imágenes del momento en el que funcionarios de seguridad, fuertemente armados, embarcaron a Chávez Abarca en un pequeño avión en una pista del aeropuerto internacional.

El ministro indicó en conferencia de prensa que Chávez Abarca fue deportado hacia Cuba porque era requerido en ese país con dos ordenes de aprehensión «por la comisión de delitos de terrorismo. Es una persona con un prontuario extenso de hechos violentos, de hechos terroristas sangrientos», enfatizó.

El Aissami desestimó una reciente declaración que ofreció la esposa de Chávez Abarca, quien aseguró que el salvadoreño habría sido secuestrado en Centroamércia para traerlo a Venezuela. El funcionario explicó que el acusado abordó un vuelo comercial en Guatemala utilizando un pasaporte con identidad falsa, y transbordó en Costa Rica para ingresar al territorio venezolano.

Agregó que el detenido «confesó que tenía propósitos de sembrar y desestabilizar en venidero proceso electoral» que está previsto para el 26 de septiembre cuando se elegirán nuevos diputados.

En San Salvador, el canciller salvadoreño Hugo Martínez dijo que la deportación «es un asunto entre Venezuela, Interpol y Cuba. Lo único que nosotros vamos a hacer, ya que la familia lo ha solicitado, es brindar la respectiva protección consular, sea en Venezuela o sea en Cuba».

En rueda de prensa, Martínez informó que Abarca «fue procesado por varios delitos» en El Salvador, y luego de guardar prisión «fue dejado en libertad».

Chávez Abarca fue detenido en El Salvador en el 2005 por integrar una pandilla que se dedicaba a robar vehículos en ese país, y dos años después salió en libertad por decisión de un juez. Las autoridades cubanas lo acusan de colocar una bomba en la discoteca de un hotel en abril de 1997, además de poner otro explosivo, el cual no estalló. También ha sido implicado en la explosión de una oficina estatal de turismo cubana en México en mayo de 1997.

En sus declaraciones transmitidas por Telesur, el salvadoreño admitió que mantenía vinculaciones con el anticastrista Posada Carriles.

Al respecto el canciller venezolano Nicolás Maduro dijo el miércoles a la prensa que Chávez Abarca «forma parte de grupos entrenados con el financiamiento de la CIA (que actuaron) en Centroamérica en la década de los 80 y los 90».

Posada Carriles, ex informante de la CIA, fue detenido en el 2005 en Estados Unidos por las autoridades de inmigración por ingresar ilegalmente a ese país, y tiempo después fue liberado.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.