Sismo de 7,2 de magnitud sacude frontera de México y EEUU: dos muertos

iphoto_1270444355140-1-0jpgMEXICALI, México (AFP) – Un fuerte terremoto de 7,2 de magnitud con epicentro en Baja California sacudió el domingo una amplia zona fronteriza de México y Estados Unidos, con un saldo de dos muertos, un centenar de heridos y daños en puentes, carreteras y hospitales, según autoridades mexicanas.

Varias decenas de réplicas se presentaron durante la noche. Al menos dos de las réplicas registraron magnitudes de entre 4,2 y 4,9 según el Servicio Sismológico Nacional de México.

Miles de personas prefirieron dormir al aire libre, según constató un corresponsal de AFP en Tijuana.

Mexicali, capital de Baja California, fue declarada en «estado de emergencia», anunció en un mensaje radiotelevisado el gobernador José Guadalupe Osuna, quien informó de dos muertes en esa ciudad de 900.000 habitantes donde se concentraron la mayor parte de los daños.

El temblor se produjo a las 15H40 locales (22H40 GMT) a 18 km al sureste de Mexicali, limítrofe con Estados Unidos.

El Instituto de Geofísica de Estados Unidos (USGS) ubicó el epicentro a 26 kilómetros al sur-suroeste de la localidad de Guadalupe Victoria con una profundidad de 10 km.

Según el gobernador Osuna en Mexicali se reportaron las muertes de dos hombres. «Uno murió aplastado al caerle una barda (pared) y otro al colapsarse su vivienda», explicó.

Además, hubo un centenar de heridos leves y daños en un número no determinado de viviendas, oficinas y hospitales, dijo a la AFP el director de Protección Civil estatal, Alfredo Escobedo.

El sismo también causó grietas en la carretera que une a Tijuana y Mexicali.

El jefe de la Unidad de Protección Civil, René Salvador, reportó que el suministro eléctrico y el servicio de agua se cortó en Mexicali.

Ante esta situación, el gobernador ordenó la suspensión indefinida de las clases en Mexicali.

El movimiento telúrico también se sintió al otro lado de la frontera, con sacudidas en las ciudades estadounidenses de San Diego y Los Angeles (California), Phoenix (Arizona) y Las Vegas (Nevada), que no causaron heridos ni dejaron daños mayores.

El temor cundió entre los californianos, que llevan años preparándose para el «Big One», un fuerte terremoto que los sismólogos consideran como ineludible. El movimiento fue muy fuerte en el condado de Riverside, al oeste de Los Ángeles. «Estaba en el desierto y lo sentí perfectamente», declaró Matt Diaz, un inspector de la oficina del sheriff.

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.