El entrenador salvadoreño merece más oportunidad

La realidad del dirigente “deportivo” salvadoreño se vuelve hipócrita, pues se muestra humilde ante el técnico extranjero y soberbio con la sangre criolla. A los técnicos salvadoreños se les trata mal, el dirigente no les brinda la misma facilidad que le brinda al entrenador extranjero, mucho menos la misma cantidad de dólares mensuales. En la actualidad incluso dentro del campo de competencia de la Primera División hay entrenadores que tienen suficiente capacidad como para poder formar el cuerpo técnico de la Selección Nacional.

Continuar leyendo...