Tiger ofrece disculpas a colegas, elogia a aficionados

AUGUSTA, Georgia, EE.UU. (AP) – Tiger Woods reconoció que tomó algunas «decisiones increíblemente malas» en su vida personal, pero dijo que se cree capaz de ganar el Masters aunque regresa de una ausencia de cinco meses.

«Nada ha cambiado», dijo Woods en una conferencia de prensa de 35 minutos en el club Augusta National. «Voy a salir al campo y tratar de ganarlo».

Woods entró al salón sonriendo y se detuvo a abrazar a un socio del club que vestía su chaqueta verde, Ron Townsend. Aunque reiteró que era el único culpable, Woods se abstuvo de revelar detalles nuevos de su situación. No aclaró por qué se sometió a 45 días de rehabilitación ni entró en detalles sobre el choque que tuvo la noche del día de Acción de Gracias, aparte de que necesitó cinco puntos de sutura en la boca.

«Sólo sé que actué terriblemente mal», dijo Woods, quien lucía el comienzo de una pequeña barba. «Tomé algunas decisiones increíblemente malas, decisiones que causaron daño a muchas personas allegadas a mí».

Dijo que su esposa Elin no estaría con él en Augusta. Su vida personal se derrumbó al saberse que tuvo muchas relaciones extramatrimoniales desde que se casó con ella hace cinco años y medio.

Woods agradeció a los golfistas por el apoyo que le han dado desde que anunció su regreso al tour de la PGA y dijo que la recepción que le brindaron los aficionados lo sorprendió gratamente.

Esta fue su primera aparición ante los espectadores desde que el escándalo sexual lo convirtió en una figura habitual en la prensa amarilla. Incluso demostró cierta amabilidad al detenerse a firmar autógrafos, algo que hace en muy raras ocasiones.

«El aliento que recibí fue espectacular», dijo. «De veras lo fue. La gente siempre ha sido muy respetuosa. Pero lo de hoy me conmovió profundamente».

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.