violaciones de los derechos humanos y delitos graves contra personas migrantes salvadoreñas en tránsito hacia Estados Unidos

El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Viceministerio para Salvadoreños en el Exterior, presentó esta mañana su primer Informe sobre Violaciones de los Derechos Humanos y Delitos Graves en perjuicio de personas salvadoreñas migrantes en México, correspondiente al año 2010.

 

El informe contiene los resultados de la observación y verificación de la red consular salvadoreña en México, como parte de la política institucional de dar prioridad a la garantía de los derechos humanos de la población salvadoreña en el exterior.

 

La Cancillería salvadoreña tiene la convicción que el esfuerzo conjunto que sostiene con el Gobierno de México, en materia de afrontar la violencia delincuencial regional que afecta la población migrante, se verá fortalecida con el presente informe sobre la situación de derechos humanos y delitos graves contra personas migrantes.

La red consular de El Salvador en México y la Dirección General de Derechos Humanos de la Cancillería salvadoreña registraron durante el 2010 violaciones a los derechos humanos y delitos graves contra 250 personas migrantes de nacionalidad salvadoreña.  Estas personas fueron víctimas  de diferentes tipos de violaciones a sus derechos humanos con la presunta responsabilidad de autoridades mexicanas, o la vulneración de sus derechos fundamentales por delitos graves cometidos por presuntos miembros del crimen organizado y/o de la delincuencia común. 

 

Del total de las 250 víctimas, 152 fueron registradas por la red consular salvadoreña en 28 casos colectivos de violaciones a los derechos humanos y de delitos graves; en tanto, 98 personas fueron registradas como víctimas en casos individuales.  De la totalidad de personas migrantes registradas como víctimas en casos colectivos e individuales, 54 fueron mujeres y 196 hombres.  Del total, 18 personas eran menores de edad. 

 

El delito de secuestro fue una de las principales agresiones que vulneraron los derechos fundamentales de las personas migrantes salvadoreñas.  En total, la red consular salvadoreña registró 12 casos colectivos de secuestro a migrantes provenientes de El Salvador.  En dichos casos, 55 personas fueron víctimas de ese delito (13 mujeres y 42 hombres,  entre ellos 4 menores de edad). 

 

Adicionalmente a los 28 casos colectivos de violaciones a los derechos humanos y delitos graves en los que se individualizaron e identificaron víctimas salvadoreñas, la red consular reportó otros 11 casos en los que se presume había víctimas salvadoreñas, sin embargo se desconoce el número exacto de personas afectadas.

 

En 23 casos se registró un número estimado de víctimas de nacionalidad no determinada, restando 16 casos en los que no fue posible establecer dicha estimación. Los 23 que sí cuentan con una cifra estimada, configuran un total de 1465 personas, entre las cuales se presumen víctimas salvadoreñas que no fue posible individualizar.

Los resultados presentados en este informe constituyen información valiosa sobre la persistencia de abusos en contra de personas salvadoreñas migrantes en uno de los territorios de tránsito. La cancillería reconoce que el reporte es limitado, dado que la red consular salvadoreña funciona básicamente en el sur de México.

En perspectiva, el 2010 representó un año de muchas preocupaciones y retos para El Salvador, con respecto a la vulnerabilidad de sus migrantes en México y a la seriedad de las violaciones y delitos contra ellos.  A efectos de que esa situación no continúe, la Cancillería Salvadoreña fortalecerá en el 2011, la vigilancia sobre hechos de violencia en contra de sus ciudadanos en tránsito, a través de la ampliación de su red consular en territorio mexicano y del impulso de un Observatorio de Derechos Humanos que mantenga un registro de violaciones y delitos. 

 

La Cancillería reafirma su llamado a la población salvadoreña a que no emigre de forma irregular para evitar ser víctima de violaciones a sus derechos humanos o de delitos graves en los países de tránsito.

 

El Salvador reitera su compromiso firme de defender los derechos de sus ciudadanos que migran hacia Estados Unidos atravesando el territorio de México, especialmente de aquellos más vulnerables como mujeres y menores de edad.  Esta responsabilidad que el Gobierno tiene para con las personas migrantes seguirá siendo uno de los ejes prioritarios de su política exterior y por lo tanto seguirá exigiendo que se les respeten sus derechos humanos.  Además, continuará apelando al espíritu humanitario y solidario de México y de los Estados Unidos de América, para que los salvadoreños migrantes tengan acceso a sus derechos y a las oportunidades de progresar y reunificar sus familias, propósito de su hasta ahora traumático camino.

 

Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.