encuentranos en

Acontecer

Tubo succiona un quinto del crudo que se derrama en Golfo de México

NUEVA ORLEANS, EEUU (AFP) – El tubo instalado por BP en el pozo de petróleo dañado está bombeando hasta un quinto del crudo que se derrama en el Golfo de México, indicó este lunes un directivo de la compañía petrolera británica.

El jefe de Operaciones de BP Doug Suttles le dijo a la cadena CNN que casi 1.000 barriles de petróleo por día han sido succionados por el tubo, de los casi 5.000 barriles que la companía estima son bombeados diariamente al agua.

El tubo de 10 cm de grosor fue «probado» con éxito e insertado en el pozo de 50 cm de diámetro «recogiendo un cierto volumen de petróleo y gas», indicó el comando de operaciones en un comunicado.

iphoto_1274110367327-1-0jpgNUEVA ORLEANS, EEUU (AFP) – El tubo instalado por BP en el pozo de petróleo dañado está bombeando hasta un quinto del crudo que se derrama en el Golfo de México, indicó este lunes un directivo de la compañía petrolera británica.

El jefe de Operaciones de BP Doug Suttles le dijo a la cadena CNN que casi 1.000 barriles de petróleo por día han sido succionados por el tubo, de los casi 5.000 barriles que la companía estima son bombeados diariamente al agua.

El tubo de 10 cm de grosor fue «probado» con éxito e insertado en el pozo de 50 cm de diámetro «recogiendo un cierto volumen de petróleo y gas», indicó el comando de operaciones en un comunicado.

«Estoy realmente complacido del éxito obtenido. Hemos tenido funcionando lo que denominamos tubo de inserción de subida por más de 24 ahora», agregó Suttles. «Esta mañana estamos produciendo más de 1.000 barriles de crudo hacia el buque contenedor. Es un gran progreso».

Sin embargo el directivo reconoció que la mayor parte del petróleo continúa derramándose en las aguas abiertas del Golfo de México, pero dijo tener esperanza de que con el correr del tiempo el volumen de crudo capturado sea mayor.

«Esto no logra capturarlo todo. Aun hay petróleo emanando. Pero debemos esperar que en las 24 próximas horas se incremente el promedio; el incremento del promedio vendrá cuando el tubo de inserción y captura logre succionar más y más flujo», afirmó Suttles.

El tubo de inserción resultó el primer éxito en más de tres semanas de intentos fallidos para detener el constante derrame de petróleo que alimenta una creciente marea negra en la costa de Luisiana.

El tubo de 10 centímetros fue insertado en el pozo averiado utilizando robots subacutáticos durante el fin de semana, los que tras varios fracasos lograron conectarlo a un buque de carga

Click y comenta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mas en esalmundotv Acontecer